Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
img
img

 

 

Con-ciencia
pensamiento critico, una necesidad para transformar

img
img
12 de Octubre, 2009 · AÑO DE DARWIN

Lo que no nos cuentan sobre "el dia de la raza"

De 1492 hasta hoy, la historia que no se cuenta


Introducción:

Esta conferencia busca narrar de una manera amena la historia del “Descubrimiento” de América, no desde el punto de vista del colonizador, como la muestran los libros de texto, sino desde el punto de vista de los indígenas, quienes fueron las víctimas de tal genocidio pero a la vez, los verdaderos héroes de la historia de la conquista y la colonia. Además, al mostrar los veredictos del pasado lo haremos con el criterio de entender algunos aspectos de la actual situación mundial que nos afectan a todos, jóvenes, maestros, y gente común de Colombia y del mundo entero.

¿ “Descubrimiento” o genocidio?

Nos hemos acostumbrado a escuchar y ver siempre una sola versión de la historia y de los acontecimientos sociales, generalmente utilizamos los argumentos que nos dan los grandes medios de comunicación o los libros autorizados sobre la historia y consideramos que estos nos cuentan objetivamente la verdad de lo que ha pasado o de lo que está pasando. Ni siquiera cuestionamos su validez pues no creemos que puedan mentirnos. Pero realmente, la versión “oficial” o la versión que maneja la mayoría moldeada por los medios de comunicación sobre la historia y acontecimientos actuales, no siempre —y generalmente no— es verdad, pues está condicionada por quienes manejan la opinión pública y les conviene presentar los hechos de una determinada manera.

La utilización del lenguaje es muy importante para presentar los hechos distorsionadamente: el empleo de ciertas palabras ocultan de manera conciente —para algunos a veces inconsciente— la verdadera esencia de los fenómenos sociales.

Por ejemplo, es común que por todo el mundo americano, incluido por su puesto nuestro país, le demos al 12 de octubre de cada año el nombre de: día del descubrimiento de América.Ninguna persona que haya pasado por un cierto grado de escolaridad o que sencillamente se interese un poco por los hechos históricos pone en tela de juicio que el 12 de octubre es el día del descubrimiento de América. Pero, esa palabra: descubrimiento, nos oculta sin mayores esfuerzos lo que realmente significó la llegada de los españoles y europeos al continente americano.

Veámoslo: en primer lugar, ¿qué es descubrir? ¿Podemos descubrir lo que ya les pertenece a otros y, por tanto, hacerlo nuestro? El ladrón que asalta a una persona y le despoja de sus pertenencias, digamos de su billetera, puede decir: ¡descubrí esta billetera!!? No, realmente nadie que haya visto el acto se convencería, todos sabrían que es un vil robo, asalto, hurto. Descubrir es encontrar algo que no ha sido de nadie, que no le pertenece a nadie. Colón y sus conquistadores llegaron a tierras desconocidas para ellos —igual que el ladrón desconoce el contenido de la billetera de su víctima— pero encontraron pueblos enteros que habitaban estas tierras desde hacia miles de años, con una cultura y una vida propias. Esos pueblos conocían el lugar, lo habían recorrido, habitado, sembrado, construido. Les pertenecía, sus antepasados habían llegado desde hacía 20.000 mil años a poblar estas tierras y habían construido civilizaciones completas.

Los conquistadores desecharon todo eso y bajo la idea de que ellos habían “descubierto” un nuevo mundo consideraron que podían tomar posesión sobre estas tierras. Apenas pisaron tierra firme después de casi tres meses en altamar, en nombre de su Dios, clavaron una cruz y, se proclamaron dueños y señores de lo que estaban viendo sus ojos. Y esta proclamación les sirvió de justificación para tomar a su antojo las riquezas naturales y humanas de las tierras encontradas: en tan sólo dos años después de la llegada de los europeos a tierras americanas, los hermanos Colón habían saqueado las riquezas, principalmente el oro, que encontraron en la isla a la que llegaron (lo que hoy es República Dominicana y Haiti) y acabaron con más de la mitad de la población indígena ya fuese por la esclavización, el hambre a que fueron sometidos, las enfermedades extrañas o las torturas que recibieron para que fueran entregadas todas sus pertenencias. Se estima que 125.000 a medio millón de indígenas fueron asesinados o se suicidaron a consecuencia de los malos tratos de los españoles en esos primeros dos años.

Así que cuando nos referimos a este hecho histórico con el nombre: “Descubrimiento”, estamos ocultado la verdadera historia y su verdadero sentido. Más bien, debemos decir, como lo expresa el historiador Hans Koning, “el año 1492 abrió una era de genocidio, crueldad y esclavitud en escala mayor que lo que nunca antes se había visto”. Este hecho histórico fue un acto conciente de destrucción y muerte de los pueblos americanos por parte de los europeos y fue un hecho sin precedentes no por la valentía, osadía y sacrificio de los españoles, incluido Colón, como nos lo han hecho creer, sino porque marcó el inicio de las grandes guerras de conquista, dominio y saqueo de países poderosos contra los pueblos a los que se les considera “salvajes” o “atrasados”, y que continúa hasta hoy.

CIVILIZACIÓN VS. SALVAJISMO: un pretexto de ayer.

Para justificar la gran masacre y devastación que propiciaron los europeos en el continente americano se utilizó el pretexto de que estos habían luchado por traer la civilización y acabar con el salvajismo y la barbarie que supuestamente se vivía en estas tierras.

Una expresión que es común escuchar a quienes defienden el genocidio suscitado en América por parte de los europeos durante los siglos de conquista y colonización es: “Los europeos civilizaron estas tierras, lucharon contra el salvajismo y trajeron el progreso”. Contraponen Civilización con Salvajismo haciendo parecer que lo primero es de por sí ciencia, razón, bienestar para todos, SUPERIORIDAD; mientras que Salvajismo significa atrasado, ignorancia, animalidad, peligro para la humanidad, INFERIORIDAD. Dicen: Si los habitantes originarios de América eran salvajes, por tanto inferiores había toda la justificación para dominarlos.

Pero, civilización no siempre significa bienestar y progreso. Por lo menos, no siempre significa bienestar y progreso para la inmensa mayoría. Echemos un vistazo general a la sociedad europea “civilizada” de mitad del siglo XV, momento en el cual los europeos llegaron a nuevas tierras .

“El oro es excelentísimo, quien lo posea puede hacer lo que quiera en el mundo” Cristóbal Colón

En el siglo XV Europa se encontraba sumida en la más profunda oscuridad. Cientos de campesinos hambrientos morían por doquier. La ignorancia, el hambre y desamparado abarcaba al 98% de la población, mientras que un solo 2%, se encontraba en una situación privilegiada. Toda Europa estaba invadida por el ansia de oro y riquezas. Pero, particularmente España, estaba sumida en la más grave crisis económica y social y requería urgentemente oro, la “moneda fuerte” del momento, para mantener su sistema en naufragio.

En España, los campesinos tenían que dejar que sus pocos cultivos fueran devorados por una inmensa masa de tres millones de ovejas que recorría todo el año los campos de lado a lado del territorio, estas ovejas pertenecían a la Mesta, la corporación de los dueños del ganado lanar. La Mesta cambiaba la lana por oro en Flandes y no retribuía un solo peso a quienes sufrían los daños de su negocio. Sólo pagaba los impuestos al Rey, pero año tras año este negocio iba a pique y sus ganancias ya no eran tan jugosas. La tierra gastada por esta actividad no producía suficientes alimentos y se presentaban grandes hambrunas. La nobleza y los señores feudales se encontraban en una grave crisis económica debido a las deudas adquiridas con los mercaderes y banqueros y requerían urgentemente encontrar riquezas que les ayudara a recuperar su poderío económico. Habiendo unificado al país con su matrimonio, el rey Fernando de Aragón y la reina Isabel de Castilla, declarados como los Reyes Católicos de España, acababan de salir de una intensa guerra contra los judíos que desgastó aún más el poder Español. Por su parte, la Iglesia Católica en su desesperación por no perder el control político que durante años había mantenido en la sociedad europea creó la famosa Inquisición, encargada de aterrorizar a todo el pueblo y condenar a la hoguera a quienes se atrevían a desobedecer sus mandatos o simplemente no pagaban los impuestos que imponía al empobrecido pueblo español. A diario muchos eran quemados en las plazas públicas. Como lo narra el historiador Mike Ely: “España era una de las sociedades más intolerantes, bestiales y reaccionarias de la historia. Sus plazas de mercado estaban impregnadas del olor agridulce de carne humana quemada y sus puertos estaban llenos de barcos donde miles de judíos perseguidos salían para el exilio. Mujeres que se atrevían a practicar la medicina o que simplemente no seguían las humillantes y degradantes normas establecidas para las mujeres de su época, eran condenadas como brujas y quemadas en la hoguera, así mismo pasaba con los científicos que buscaban otras explicaciones del funcionamiento de la naturaleza y la sociedad, condenados como herejes muchos iban a parar a los instrumentos de tortura, conocidos en la historia por su inhumanidad y crueldad, y luego de meses de torturas para conseguir la confesión o retractación de sus ideas eran públicamente chamuscados para escarmiento de todos. Sumado a toda esta podredumbre, las pestes que se esparcían por toda Europa eran un gran problema para millones. Anualmente morían miles de niños por la viruela, muchos hombres y mujeres morían de venéreas que se esparcían en los burdeles de las ciudades mercantiles.

La empresa de Colón aprobada por la reina Isabel para encontrar otra ruta de comercio hacia las Indias, fue la última ficha que se jugó el reinado decadente español para salvar su economía. La ruta que llevaba al oriente por el Mar Mediterráneo estaba controlada por los musulmanes quienes cobraban altos impuestos y además, por allí, los barcos eran asaltados por piratas; la otra ruta, que llevaba al oriente rodeando la costa africana para dar la vuelta en el cabo de Buena Esperanza hacia el oriente, estaba controlada por los portugueses. La orden explícita de la Reina Isabel para aprobar la excursión de Colón fue: “descubrir y adquirir”, en sus propias palabras Colón debía volver con “perlas, piedras preciosas, oro, plata, especias y otras cosas y mercaderías de cualesquiera clase, nombre o descripción que sea”. Con ese propósito de conseguir riquezas a costa de lo que fuera, partió Colón no sin antes haber exigido “un décimo de todas las riquezas que llegarían desde Asia por la nueva ruta, traídas no sólo por él sino por cualquier otro, y no sólo por un periodo específico sino para siempre, para él y sus herederos. También quería que se lo hiciera noble, recibir los títulos de “Virrey” y “Almirante del Mar Océano” y otros honores y ventajas de alcance similar”.

Así que, la sociedad civilizada de la que tanto habla la historia y que justifica la dominación de los europeos contra los indígenas era la civilización de la decadencia feudal española y del naciente capitalismo europeo que buscaba expandirse “como los tentáculos de un pulpo” por todo el mundo y en la que una inmensa mayoría se encontraba sumida en la ignorancia, hambre, crueldad y oscuridad, mientras que solo unos cuantos gozaban de lujos y riquezas.

¿Un continente vacío?

Ahora veamos, la otra parte: ¿qué “salvajes” encontró Colón, que no merecía siquiera reconocer que la tierra estaba ya habitada?

“Ellos aquí trajeron sus fúsiles repletos de pólvora, ellos encontraron aquí un pueblo que cantaba, un pueblo por amor y por deber reunido...”Pablo Neruda, Canto General

Cuando Colón y sus acompañantes pisaron tierra, desesperados por encontrar riquezas para llevar a los Reyes Católicos, asumieron que la tierra que pisaban estaba “vacía”, aunque los habitantes de estas tierras los recibieron con hospitalidad y les agasajaron brindándoles ofrendas, desde el primer momento la visión de los invasores fue no considerarlos como seres humanos. La tierra según sus propias declaraciones, estaba lista para la conquista y el asentamiento de los europeos. Despreciaron que los seres humanos que encontraron tenían una cultura propia y eran sociedades que habían desarrollado el conocimiento de la astronomía, la agricultura, la medicina, etc.

Escuchemos a Mike Ely, historiador norteamericano:

“En 1492 en lo que ahora llamamos como América vivían de 75 a 100 millones de personas, posiblemente dos veces más que en Europa. El continente estaba lleno de antiguas y complejas culturas...habían 2200 idiomas (más que en Europa y Asia combinados).

Incluso las tribus que se consideraban más primitivas tenían culturas comunales y usaban de modo ingenioso los recursos naturales. Apenas un ejemplo. Los indígenas de Sudamérica fueron los primeros en procesar el caucho para hacer botellas de agua, zapatos y tubos. También tenían profundos conocimientos de drogas como la ipecacuana, el curare, la quinina y muchas que la cultura occidental no aprendió a usar.

Además, los pueblos indígenas eran “civilizados” incluso de acuerdo a los criterios de los europeos. Por lo menos cuatro grandes culturas comenzaban a tener ciudades y una sociedad de clases: los incas, los aztecas, los mayas y los misisipianos.

Para el año 1000 a.c Cahokia, la capital de los misisipianos (cuyo verdadero nombre no se conoce) se extendía a lo largo de unos 10 kilómetros en las orillas del río Misisipi y tenían unos 30.000 habitantes, más que la población de Londres en ese entonces. En Cahokia se encontraban más de 100 túmulos (o terrapletes); uno de ellos tenía una altura de 10 pisos y era más grande que las pirámides egipcias. Se calcula que docenas de miles de personas los construyeron a lo largo de varios siglos.

Dos civilizaciones prosperaban cuando llegaron los españoles; el imperio azteca (o Mexica, como lo llamaban sus habitantes) y el imperio inca. Cuando llegaron los españoles, centenares de miles de personas vivían en Tenochtitlán, la capital azteca, que estaba construida sobre islas artificiales en medio de un lago y a la que se llegaba por un complejo sistema de calzadas elevadas”

En las islas a las que primero llegaron los españoles, habitaban los taínos, se conoce que en la isla que hoy constituye República Dominicana y Haití (llamada por los españoles como la Española) habían aproximadamente 377.559 indígenas, organizados en pequeñas agrupaciones en torno a aldeas por lazos de parentesco, gobernadas por caciques. La propiedad de la tierra era comunal, no existían por tanto mayores desigualdades materiales entre unos y otros.

En el continente aparte de las ya mencionados grandes civilizaciones Maya, Azteca, Inca, Misisipianos, existían cientos de comunidades, entre las que podemos mencionar a los pueblos recolectores-cazadores de la Patagonia (Chile y Argentina) como los: chamales, mapuches, changos, puelches, pehuenches, tehuelches, pampas, cuncos, alacalufes, yaganes; pueblos agricultores como atacameños y los diaguitas que poseían una organización jerárquica más compleja y tenían conocimientos en la agricultura en los oasis del desierto de Atacama y en la deshidratación de los alimentos para su conservación. Estos pueblos no sufrían problemas de subsistencia y sabían aprovechar los recursos naturales.

También existían varios grupos amazónicos que se agrupaban en pequeñas aldeas. Los tupi, unos de los más avanzados por ejemplo, tenían un consejo de ancianos, que se reunían a diario y tomaban decisiones para la comunidad en conjunto. Existía un cierto igualitarismo y los diferentes miembros de la comunidad desarrollaban actividades para el beneficio de la propia comunidad. Algunos de estos grupos eran guerreros, condición que les mereció el temor de los conquistadores, quienes los consideraban muy peligrosos.

En lo que hoy es Colombia había 3 grandes grupos, los taironas, muiscas y sinúes, aparte de una gran cantidad de comunidades extendidas por todo el territorio. Estos 3 pueblos habían adquirido un buen desarrollo material, conocían la agricultura, habían hecho grandes obras de ingeniería para el riego de los cultivos y conocían muy bien el manejo y tratamiento de los metales y la minería. Se sabe que aproximadamente el número total de la población muisca ascendía a 50 mil habitantes.

El norte del continente Americano, lo que hoy constituye EU, Alaska y Canadá también estaba habitado por cientos de grupos con distintos niveles de organización y desarrollo, los sénecas, navajos, apaches, Pawnee, Siux, Hupa, Cherokee, entre una lista mucho más larga.

Aunque no es el centro de esta charla caracterizar cada una de las sociedades que vivían en el continente americano, es importante resaltar sin embargo, que el argumento que esgrimieron los conquistadores para justificar la dominación, sobre una supuesta “ tierra deshabitada y vacía lista para la conquista” era completamente falso; había una gran diversidad de culturas, idiomas, conocimientos, que fueron sistemáticamente aniquilados por la espada del conquistador y la cruz del misionero en su afán de riquezas.

Es igualmente importante resaltar que si bien las civilizaciones y pueblos que habitaban estos territorios no habían desarrollado una clara diferenciación de clases como hace mucho se habían dado en Europa, no existía la propiedad privada sobre la tierra en bastas regiones del continente (cosa que aterraba a los conquistadores y utilizaban de argumento para considerar animales salvajes a los pobladores), y no tenían el mismo nivel de desarrollo en los instrumentos de trabajo, armas, navegación, etc., que los europeos, lo cierto es que en muchos aspectos las condiciones de vida de los aproximados 100 millones de habitantes eran muy superiores a las presentadas en ese momento en toda Europa. Solo para redondear:

  • Mientras que en Europa miles de personas morían debido a hambrunas, en estas tierras la producción de alimentos y objetos materiales abastecía sobradamente las necesidades de los pueblos que las habitaban.
  • En Europa la Inquisición no había dejado desarrollar la ciencia y se desconocía la causa de muchas enfermedades y su cura, en estas tierras, había un conocimiento de las causas de algunas enfermedades y la utilización de diferentes plantas y otros elementos para su tratamiento.
  • En Europa, a las mujeres se les consideraba como un bien inmueble más y un objeto de placer para los hombres; en estas tierras, en algunas comunidades, especialmente del amazonas, las mujeres aún gozaban de respecto y autoridad, jugaban un papel de lideres dentro de la comunidad.
  • Mientras que miles de científicos en Europa morían en la hoguera por sus experimentos de astronomía, los aztecas y mayas, habían desarrollado la astronomía y tenían calendarios con una precisión mayor al calendario Juliano utilizado en esa misma época en Europa.

La Hecatombe

“Ya roban, ya muerden, ya matan, los carniceros desolaron las islas...”

Pablo Neruda, Canto General

Como ya lo mencionamos, a la llegada de los conquistadores los indígenas los recibieron con hospitalidad, como lo anota el propio Colón en su diario: “Nos trajeron loros y bolas de algodón y lanzas y muchas otras cosas más que cambiaron por cuentas y cascabeles de halcón. No tuvieron ningún inconveniente en darnos todo lo que poseían ...”

Los españoles contestaron a este homenaje con el típico pensamiento del dominador, continúa Colón:

“Serían unos criados magníficos...Con cincuenta hombres los subyugaríamos a todos y con ellos haríamos lo que quisiéramos.”

Esta actitud tanto de los indígenas como de los españoles se repitió en muchas partes del continente donde llegaron. Cuentan que: “Cuando Cortes llega a México es revestido con los adornos del dios. Al arribar a Tecnochtitlán, Motecuhzoma le cede su gran casa tribal para que se aloje y comparte con él y con sus hombres la gran cena común. La hospitalidad de los aborígenes se manifiesta en todo su valor. Poco después Motecuhzoma va a visitar a sus huéspedes y estos lo toman prisionero”. También Pizarro, el criador de puercos y uno de los más crueles conquistadores “es recibido con honores en el territorio de los incas. El inca Umanta Cuchun lo acoge sin reticencias. Cuando se sabe que desea metales preciosos, estos les son ofrecidos en abundancia. Pero Pizarro lo quiere todo. Captura a Atahualpa y lo somete al tormento, le da muerte en el potro y le ordena cortarle la cabeza, mientras ve subir el nivel del oro y la plata en los muros de piedra de sus habitaciones”.

¿Qué puede explicar estas dos actitudes tan distintas? No es como lo han afirmado algunos: “los indígenas eran ignorantes y tontos y los españoles supieron aprovechar esta condición”. No. Más bien lo puede explicar el hecho mencionado anteriormente, las sociedades aborígenes aún no tenían un concepto de la propiedad privada y del enriquecimiento personal a toda costa, pues solamente en los grandes imperios Azteca, Inca, Maya, había una incipiente división de clases, en el resto de comunidades subsistía la propiedad común sobre la tierra. Esta visión, que sí era la del español, era producto del tipo de sociedad de la que venían, una sociedad de clases, dominada por la Iglesia y la avaricia, en la que las riquezas que se poseían determinaban la vida de los miembros de la sociedad y de las futuras generaciones, y donde el mercantilismo, estaba en pleno apogeo con su criterio: “oro a toda costa”.

El ansía de oro y riquezas llevó a los conquistadores a despoblar en pocos años las islas y luego el continente llamado América. Inicialmente Colón se embarcó de nuevo para España con indígenas que fueron apresados para ser mostrados ante los reyes de España como parte de los tesoros encontrados. Regresó en su segundo viaje con 17 naves y más de 1200 hombres, su objetivo: conseguir la fuente del oro y esclavos que pudieran venderse en Europa. Se cuenta que en 1495 hicieron una expedición al interior en busca de oro y esclavos. Con ayuda de los perros de cacería traídos en este segundo viaje, atraparon a más de 1500 hombres, mujeres y niños quienes fueron encerrados en corrales como animales. Escogieron los “mejores 500 especimenes” y los embarcaron para España, a donde llegaron solamente 300 pues el resto murió en el viaje. Las enfermedades que adquirían los indígenas y que los llevaban a la muerte, fue un factor que le impidió a Colón que siguiera desarrollando el comercio de esclavos hacia Europa.

Colón desesperado por conseguir grandes dividendos para pagar las deudas que había adquirido hasta ese momento, estableció un sistema criminal para sacarles el oro a los indígenas, cuenta el historiador Konning que:

En la provincia de Ciabo (la de los imaginarios campos de oro), todo hombre y mujer, todo muchacho o muchacha de catorce años o más, debía recoger oro para los españoles. Como medida, los españoles utilizaban esos mismos cascabeles miserables, esas pequeñas baratijas que habían dado con tanta liberalidad cuando vinieron por primera vez “como llegados del cielo”. Cada tres meses, todos los indios tenían que traer a uno de los fuertes un cascabel lleno de polvo de oro. Los jefes debían llevar alrededor de diez veces dicha cantidad. En las otras provincias de La Española, veinticinco libras de algodón hilado reemplazaban al oro.

Se fabricaban distintivos de cobre y cuando un indio había traído su tributo hasta una plaza fuerte, él o ella recibían dicho distintivo, en el cual estaba grabado el mes, para que se lo colgara alrededor del cuello. Con él estaban a salvo por otros tres meses mientras seguían recolectando más oro. A quienquiera que se le encontraba sin el distintivo, se le mataba cortándole las manos.

No había campos de oro y una vez que los indios les entregaron lo que todavía les quedaba en sus ornamentos de oro, su única esperanza era trabajar todo el día en los arroyos, lavando polvo de oro de los guijarros. Era una tarea imposible, pero los indios que intentaban huir de las montañas eran sistemáticamente cazados por perros y muertos para que sirviera como ejemplo y los otros siguieran intentándolo.

Fue en esa época en que comenzaron los suicidios masivos: los arawaks se mataban con veneno de mandioca.”

Solo llegar los españoles comenzaron a practicar las torturas para que los indígenas entregaran sus pertenencias. Cuenta Fray Bartolomé de las Casas:

“Entre infinitas maldades que el gobernador hizo e consistió hacer el tiempo que gobernó fue que, dándole un cacique o señor, de su voluntad o por miedo ( como más es verdad) , nueve mil castellanos, no contentos con esto prendieron al dicho señor e átanlo a un palo sentado en el suelo, y extendidos los pies pónenle fuego a ellos porque diese más oro, y él envió a su casa e trajeron otros tres mil castellanos; tórnanle a dar tormentos, y él no dando más oro porque no lo tenía, o porque no lo quería dar, tuviéronle de aquella manera hasta que los tuétanos le saltaron por las plantas e así murió. y destas fueron infinitas veces las que a señores mataron y atormentaron por sacarles oro” .

En otro pasaje cuenta:

“La costumbre de nuestro capitán y compañía era dar tormentos a los indios que prendían, para que describiesen los pueblos de los señores que más oro tenían, y mayor abundancia de comida. Iban de noche a dar sobre ellos a fuego y sangre .

“Y otra cosa no han hecho de cuarenta años a esta parte y hoy en este día no hacen sino despedazarlos, matarlos, angustiarlos, afligirlos, atormentarlos, destruirlos por las entrañas, y nuevas y varias y nunca otras tales vistas, ni leídas ni oídas maneras de crueldad.”

Muchos pasajes históricos cuentan como los españoles encontraban como diversión amputar la nariz o manos de los indígenas para probar el filo de sus espadas. También era una diversión, que perduró hasta los años 30 del siglo XX en el Orinoco, la cacería de indígenas con perros y la violación masiva de mujeres indígenas. Un concejo que daban los españoles a los recién llegados de Europa es que al indio no se le podía dar con la espada por la cabeza pues por ser tan “cabeza dura” doblaban la espada, debía apuntársele al cuello para una muerte segura.

Posteriormente en el continente, millones de indígenas a cargo de los encomenderos fueron enterrados vivos en los socavones de las minas de plata, segundo metal que ansiaban los españoles. Otros miles murieron en las hambrunas que comenzaron a azotar regiones enteras donde los europeos destruyeron toda la economía, sistemas de riego, y formas de producción autóctona.

Cuando comenzó a disminuir la población indígena, los españoles se lamentaron, no por el genocidio cometido sino porque la mano de obra empezó a escasear. Así que comenzó, la cacería de hombres negros de África para convertirlos en esclavos, con el supuesto que estos eran más fuertes y aguantaban más el trabajo duro de las minas y de la naciente explotación de caña de azúcar en las islas del Caribe.

La crueldad de los ingleses, quienes conquistaron el norte del continente americano, no fue menor. Los Sénecas que inicialmente se aliaron con los ingleses para el comercio de ciertos artículos fueron traicionados por estos y condenados al destierro. Igualmente a los Cheyene les fue robada sus tierras, saqueados sus recursos, aniquilados los animales de cacería y destruida la posibilidad de vida india. En el territorio Cheroke donde fue encontrado oro, se dictaron leyes para prohibirles la explotación del oro a los propios Cherokes, además se les prohibió que su gobierno se reuniera a no ser para discutir la forma de entrega de sus tierras a los invasores. Así, a finales de un duro invierno, 14 mil indígenas Cherokes fueron obligados a punta de fusil a dejar su territorio y trasladarse a lejanas tierras. Por el camino las dos terceras partes entre niños, ancianos, mujeres, jóvenes y hombres (aproximadamente 9300) murieron de cansancio, hambre y frío. Esta misma suerte la corrieron decenas de miles de indios en los siglos posteriores.

Esta es a grandes rasgos la verdadera historia del descubrimiento de América. Colón no fue un héroe, más bien fue un “ladrón, un invasor, un organizador de la violación de mujeres indígenas, un tratante de esclavos, un fanático religioso reaccionario y el director personal de una campaña de matanza de gente indefensa”.

Durante todo el periodo colonial, luego de haber saqueado gran parte del continente, los españoles y todos los europeos que les siguieron, portugueses, holandeses, ingleses, franceses y rusos se pelearon como chulos lo poco que quedo de los años de conquista. Instauraron sistemas criminales de explotación de la población indígena restante y de los recursos naturales. Instauraron plantaciones de azúcar y tabaco en la que literalmente los indígenas y negros morían por las agotadoras jornadas de trabajo y malos tratos. Mientras que Europa se inundo de riquezas, el mundo indígena quedo en la ruina total. Como lo plateó Marx: “El descubrimiento de los yacimientos de oro y plata de América, la cruzada de exterminio, esclavización y sepultamiento en las minas de la población aborigen, el comienzo de la conquista y el saqueo de las Indias Orientales, la conversión del continente africano en cazadero de esclavos negros: son todos hechos que señalan los albores de la era de la producción capitalista”.

CIVILIZACIÓN vs. TERRORISMO: pretexto de hoy

Nos encontramos ahora en el año 2003. Si bien el “descubrimiento” de América fue hace ya 511 años, las guerras de saqueo y conquista de pueblos “poderosos” sobre pueblos más débiles siguen estando a la orden del día y han marcado la historia del mundo durante todo el siglo XX y lo que se ha alcanzado a vivir del siglo XXI.

Hoy como ayer, las potencias agresoras encabezadas por EU, están utilizando el lenguaje para enmascarar sus verdaderas intenciones y ocultar sus crimines contra toda la humanidad.

Desde el derrumbe de las torres gemelas, EU aprovechó para declarar su “guerra contra el terrorismo”. Han manipulado la opinión pública para poder tildar a cualquier persona, gobierno o país que se vaya contra sus intereses de imperio, o simplemente se niegue a seguir sus orientaciones y políticas como terrorista, así, tildan de “terrorismo” las movilizaciones de la gente en cualquier parte del mundo por la defensa de sus derechos, las luchas de los pueblos por zafarse de la dominación imperial, las protestas de los jóvenes en todas partes del mundo contra la globalización, para poder reprimirlas y aplastarlas sin mayor oposición de la opinión pública.

Bajo el pretexto de la guerra contra el terrorismo, el gobierno norteamericano y sus aliados bombardearon durante el 2001 y 2002 el empobrecido país de Afganistán y luego en el 2003 a Irak. En 4 meses de bombardeos, descargaron 18.000 bombas, mísiles y otras municiones contra el pueblo afgano dejando una cifra aproximada de 6000 muertos Miles más resultaron heridos. Además, estos bombardeos hicieron que la llegada de comida, medicinas y otros suministros fuera interrumpida, lo que llevo a que miles de afganos tuvieran que emigrar y otras 14.000 personas murieran a raíz de esta injusta guerra. Durante el presente año en Irak, bajo el mismo pretexto, miles de iraquíes han muerto por los bombardeos durante la guerra y las masacres que cometen a diario los soldados invasores.

La sevicia de los invasores norteamericanos y sus compinches europeos, no es menor a la de los antepasados invasores europeos. En Afganistán y en Irak, luego de haber destruido con las potentes bombas pueblos, campos, ciudades y barrios, ahora los soldados armados hasta los dientes entran a los pueblos y barrios de las ciudades, detienen a los hombres, los golpean, les colocan una bolsa en la cabeza y se los llevan a las prisiones para torturarlos, violan a las mujeres, destruyen las bodegas de alimentos y las plantaciones y queman los ranchos de los pobladores. Prisiones como la de Guantánamo, donde tienen a los prisioneros afganos, son verdaderos campos de concentración, sólo comparados con los antiguos centros de tortura de la Inquisición y los campos nazis.

Bush encubre esta carnicería y masacre que él dirige bajo el manto de que la civilización occidental se encuentra amenazada por el “terrorismo”, como hace 511 años lo estuvieron los europeos por los supuestos caníbales y salvajes aborígenes. Declaró ante el congreso que su gobierno debía emprender una cruzada del bien contra el supuesto eje del mal, como hace 511 años los conquistadores apoyados por la iglesia emprendieron una cruzada de evangelización contra la supuesta maldad demoníaca de los aborígenes americanos y que sirvió para subyugar a los indígenas que se rebelaron contra el régimen impuesto. Descaradamente argumentan que sus soldados están liberando a estos pueblos de la tiranía, como hace 511 años los conquistadores justificaban sus masacres con el cuento de que estaban salvando las almas de todos esos indígenas y los estaban liberando de su atraso.

Así como hace 511 años el verdadero propósito de los invasores europeos era saquear y apoderarse las riquezas de los pobladores americanos para expandir su dominio por el mundo entero, lo que esta detrás de esta nueva guerra declarada por EU al supuesto terrorismo mundial, es la necesidad de las clases gobernantes norteamericanas de reconfigurar el mundo conforme a sus intereses imperialistas. Entre estos intereses se encuentran: monopolizar las fuentes mundiales de petróleo, conservar la superioridad nuclear ante potenciales adversarios, tener entrada a los mercados globales y a vastas fuentes de materia prima, crear condiciones para explotar sin problema a cientos de millones de trabajadores por todo el mundo y aplastar a toda costa los levantamientos de protesta y resistencia de la gente por todos los rincones del planeta que amenazan su poderío.

La resistencia la única tabla de salvación

Hoy por muchos rincones de América, desde Alaska hasta la Patagonía se encuentran cientos de comunidades indígenas que subsistieron a la gran masacre de la conquista y la colonia. Son los herederos legítimos de la resistencia que cientos de indígenas emprendieron durante años contra los dominadores para no ser exterminados del todo. Esto es muy importante entenderlo hoy, si los indígenas hubieran continuado su inicial actitud pasiva frente al conquistador, fácilmente los hubieran arrasado del continente por completo. Fue la resistencia, la lucha lo que los mantuvo vivos hasta hoy. Y ha sido la resistencia durante todo este siglo lo que les ha permitido que los nuevos invasores de sus territorios no los despojen por completo.

Esta resistencia casi no se cuenta en los libros. Muchos estudiantes desconocen esa parte de la historia, pero es muy importante conocerla para entender lo que hay que hacer en el presente.

A medida que los conquistadores avanzaban por el continente e intentaban dominar los territorios, y a medida que la noticia de su crueldad corrió por todos lados, se enfrentaron a cada vez más pueblos que les opusieron una tenaz resistencia.

Esta se manifestó en diferentes grados y formas, desde continuar con los viejos ritos y creencias desafiando a la autoridad religiosa de los misioneros que intentaba imponer su religión, hasta las rebeliones armadas, estallidos y motines de variada intensidad que de cuando en cuando explotaban en diversas comarcas. En algunas regiones alejadas de los centros urbanos la guerra entre indígenas por no dejarse dominar y los españoles por imponer su dominio fue una constante.

Por ejemplo, en bastas regiones del sur del continente la dominación no pudo darse como hubieran querido los españoles. Allí los indígenas mantuvieron durante muchas décadas su forma de vida y les fue imposible a los conquistadores penetrar estos territorios. Entre los mapuches en Chile, ante las atrocidades que cometían los españoles cuando capturaban a indígenas en combate, optaron por tomar prisioneros a algunos españoles, matarlos y con los huesos de las canillas hacer flautas que tocaban en la noche cerca de los poblados españoles para atormentarlos y acobardarlos.

Es cierto que las armas de los conquistadores fueron superiores a las utilizadas por los indígenas: la pólvora contra el arco y la flecha; pero también es cierto que cuando los indígenas entendieron que el español era un mortal igual que ellos, comenzaron la resistencia organizada, sacando provecho del conocimiento que tenían del territorio, de las plantas venenosas y hasta apropiando elementos traídos por los conquistadores como el caballo que les dio más movilidad, rapidez y sorpresa en la guerra. Además, las tácticas militares empleados por los nativos fueron modificándose, adaptándose a una guerra de emboscadas, que evitaba la batalla a campo abierto contra las huestes hispanas, logrando disminuir el poder del fusil empleado por los europeos.

La intransigencia de los misioneros católicos que a punta de torturas hacían que los indígenas se convirtieran a la fe cristiana, llevó a levantamientos contra la iglesia. En 1541 y1542, en el norte de Mejico (Nueva Galicia) se desató un levantamiento de las tribus cascanes, quemando iglesias y cruces, matando misioneros y castigando severamente a los indígenas que persistían en la fé cristiana.

Entre los levantamientos que podemos mencionar se encuentra el de Enriquillo en La Española, de los mayas de Yucatán, de los acaxées en el actual estado de Durango, de los indios pueblo del Norte de Mejico, de los nativos de la selva amazónica liderados por Juan Santos Atua Huallpa, de los calchaquíes del noroeste argentino, de Tupac Catari en la Audiencia de Charcas y el célebre levantamiento de Tupac Amarú contra los abusos de los corregidores en 1780, donde miles de indígenas se alzaron en el Virreinato de Perú.

También debo mencionar que hubo indígenas que prefirieron antes que luchar aliarse con el enemigo. Formaron contingentes y aprendieron las tácticas y a utilizar las armas de los españoles. Estos indígenas si bien en un principio creyeron que estaban a salvo por ponerse del lado enemigo, lo cierto es que los españoles los comenzaron a utilizar como carne de cañón en las batallas contra los indígenas de la resistencia, además, muchos fueron traicionados y asesinados por sus propios patrones en el momento que a estos les convino. Un famoso caso es de la indígena Malinche, Amante de Cortes, no solamente traducía sino que adoptó los valores y objetivos de los españoles y aportó mucho en conseguirlos, pero una vez que Cortes conquistó la ciudad azteca, la ofreció a sus lugartenientes y la cedió luego en matrimonio a un conquistador.

Hoy, los pueblos del mundo nos encontramos ante una arremetida de los modernos invasores, los imperialistas; con todo el descaro que les ha sido propio, nos llaman a ponernos de su lado como única condición para salvarnos. Dicen: “o están con nosotros o con el terrorismo”. Los verdaderos terroristas son los mismos imperialistas, así que esta disyuntiva no es viable, los imperialistas no van a acabar por las buenas con el terror y la vida de hambre y miseria que los pueblos de hoy están padeciendo por su sistema de explotación. Los pueblos afgano e iraquí vienen organizándose y oponiendo resistencia a la invasión yanqui. No podemos permitir que se les tilde de terroristas, como hace 511 años tildaron de bárbaros los levantamientos de resistencia de los nativos. Ninguna lucha del pueblo contra sus opresores puede ser tildada de bárbara o terrorista.

En el pasado, a pesar de las derrotas, la gente demostró un espíritu de unidad, resistencia, que en ocasiones llevó a victorias. Hoy, ese mismo espíritu, elevado a niveles superiores de comprensión y compromiso, debemos encarnarlo los pueblos del mundo, para juntos derrotar definitivamente a los invasores modernos: los imperialistas y todos sus sirvientes, que son los verdugos de nuestra época.

Comité de impulso por un movimiento de maestros comprometidos con el pueblo

publicado por preguntasimp a las 10:14 · 1 Comentario  ·  Recomendar
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (1) ·  Enviar comentario
I had got a desire to start my commerce, nevertheless I did not earn enough of money to do it. Thank God my close fellow advised to use the credit loans. Thus I used the consolidation loans and realized my old dream.
publicado por Natasha, el 04.02.2011 08:08
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
img
.En imagen

.

.
img
.Sobre mí
FOTO

Con-ciencia

Con-ciencia es un grupo estudiantil que promueve el pensamiento crítico centrándose principalmente en el debate sobre asuntos científicos. No obstante, en general llama a asumir las diferentes esferas del pensamiento y actividad humana con tal espíritu.

» Ver perfil

img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» AÑO DE DARWIN (31)
» AÑO DE LA ASTRONOMIA (13)
» artistico (8)
» Ciencia versus religion (19)
» Clima (3)
» crisis alimentaria (2)
» critica cientifica (8)
» diversion (7)
» economia politica (5)
» esceptisismo vs mistisismo (21)
» General (22)
» imperialismo (12)
» libre expresion (11)
» Mayo del 68 (6)
» mujer (6)
» Nacion (5)
» Opinion a Con-ciencia (3)
» palestina (33)
» paro cañero (4)
» QUE ES CON-CIENCIA (6)
» universidad (18)
img
.Enlaces
» Movimiento Magisterial al Servicio del Pueblo
» matador-cartoons
» escepticos de colombia
» Luis Guillermo Vasco, Antropologia
» arp-sociedad para el avance del pensamiento critic
» Grupo Galileo
» con-ciencia
» videos criticos
» Canal de Toky
» canal de Ejime46
» documentales cientificos
img
.Nube de tags [?]
img
.Más leídos
» Coevolución de las flores y sus polinizadores
» El Idealismo en la Cosmología Moderna
» Francia 1968: los tumultosos dias de mayo
» Gatos, perros y el Creacionismo
» Lo que hizo Darwin y por qué importa
» Lo que no nos cuentan sobre "el dia de la raza"
» Masacre de las Bananeras
» ¿que es imperialismo?: un termino cientifico y censurado.
» Refutación de los "creacionistas científicos" de vieja guardia
» VÍDEO Y DISCUSIÓN SOBRE LOS FANTASMAS
img
.Se comenta...
» Coevolución de las flores y sus polinizadores
1 Comentario: psftiiniie
» Lo que hizo Darwin y por qué importa
14 Comentarios: Valeria, viviana gonzalez, iio, [...] ...
» Masacre de las Bananeras
31 Comentarios: naty natasha, diana gomez, diana gomez, [...] ...
» Qué es un aborto y por qué la mujer debe tener ese derecho
8 Comentarios: brayan, Antonio, Christi, [...] ...
» Contra el charlatanismo académico
1 Comentario: Alejandra gonzalez peña
img
.Calendario
Ver mes anterior Noviembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930
img
.Secciones
» Inicio
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad