Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
img
img

 

 

Con-ciencia
pensamiento critico, una necesidad para transformar

img
img
28 de Julio, 2009 · AÑO DE LA ASTRONOMIA

El Idealismo en la Cosmología Moderna



Hasta ahora hemos dicho poco sobre el tamaño del universo o sobre la posibilidad de que tenga una tamaño finito. En este punto semanifiestan con mucha fuerza todos los problemas metafísicos e idealistas de lacosmología moderna. Algunos cosmólogos dicen que el universo es infinito, otrosdicen que es finito, pero en última instancia casi todos creen que esteuniverso (la totalidad de los componentes de la gran explosión) es en verdad elUniverso (la totalidad del mundo material); que ahí termina la cosa. Estaobstinada estrechez de miras, de declarar a priori que todo el Universo fueparte de la gran explosión, es lo que lleva a muchos cosmólogos al trampa (l).Se puede demostrar fácilmente que la gran explosión no pudo abarcar al Universoentero. Decirlo así — decir que el Universo es igual al universo — es decir deinmediato que el Universo (todo el mundo material) es finito en cantidad ycalidad inmediatamente lleva a tener que lidiar con el asunto de explicar quétipo de no- realidad se halla al otro lado. ¿Cómo puede ser que una cantidadverdaderamente infinita de materia sea contenida en una explosión común? ¿Cómopuede ser que un Universo infinitamente diverso y complejo, que consiste de unnúmero infinito de niveles cualitativamente diferentes, sea confinado a un soloproceso común de evolución? Claramente solo una cantidad finita de materia, ununiverso concreto, pudo ser y fue parte de la gran explosión. Así debe serincluso si no podemos determinar cuánta materia fue ni las dimensiones de nuestrouniverso. Este universo finito es todo lo que podemos comprender hoy delUniverso infinito (1).

 

En su mayoría los cosmólogos que dan por cierto un Universofinito — o sea, los que creen que la gran explosión abarcó una cantidad finitade materia pero que ésa es toda la materia que hay en el mundo material — seaferran al análisis de Einstein de un universo “finito mas sin limite”. Esteanálisis pretende sacarle el cuerpo al molesto “problema del límite”: si el Universoes finito, debe tener un borde, pero ¿qué se encuentra más allá del borde? La“solución” es plantear la hipótesis de un Universo de una cantidad finita demateria, pero que se “curva” sobre sí mismo en el espacio y en el tiempo de talmanera que, al pasar suficiente tiempo, cualquier cosa que viaje en unadirección regresará al punto de partida. Esto se aplica a la luz; así, sialcanzáramos a ver suficientemente lejos en una dirección y si pasara elsuficiente tiempo, terminaríamos por ver el lado de

las galaxias al que al principio dábamos la espalda. Desdeeste punto de vista, el Universo no tiene límite, de la misma manera que uncírculo o una esfera no tiene límite. Trazando una línea recta alrededor deellos nos llevará al punto de partida. Es posible que nuestro universo se“curve” sobre sí mismo en el espacio y en el tiempo como sugirió Einstein. Loscampos gravitatorios tuercen la luz y si la materia del universo tiene unadensidad suficiente, tendrá un campo gravitatorio suficientemente fuerte paraque toda la luz producida termine siguiendo un camino alrededor del universo yeventualmente se curve sobre sí misma. Esto es algo que hay que investigar yestudiar más, aunque la mayoría de la evidencia reciente (cálculos de ladensidad promedio de la materia, etc.) no lo comprueba. Pero incluso siEinstein tenía razón en un sentido más limitado — que, según su teoría, eluniverso es “curvo” — esto de hecho establecerá un límite para un universofinito.





Los círculos y las esferas tiene límites aunque se puedacaminar en línea recta sobre su superficie y volver al punto de partida. Sitoda la luz de nuestro universo tiene una trayectoria arqueada que tarde otemprano se interseca a sí misma, éste es un límite específico al otro lado delcual  existen otros niveles de materia.Lo único que hace tal curva esférica es delinear los límites de una partediscreta del Universo. Más allá, la materia pasa por un cambio cualitativo ynuestro universo pasa a ser parte de otro universo. Aunque no podamos ver el límitede nuestro universo con un telescopio, de todas maneras tiene alguna clase delímite, un límite externo. Siempre podemos trancarnos el cerebro y decir:“Bueno, como no podemos ver un límite, no existe”. Pero no sería muycientífico. Así que no podemos evitar el “problema del límite”. Los defensoresdel modelo estricto de Einstein no pueden escapar el hecho de que el modelo“finito mas sin límite” es en realidad una descripción de un Universo finito y,por ende, limitado. Y si todo el Universo material es finito, ¿en qué existe?¿En “otro” mundo no material? ¿En los pensamientos de algún dios o dioses? ¿Enlos pensamientos de la Humanidad o algún ser humano particular?

En la otra cara de esta moneda idealista están losexponentes del universo infinito

— los que creen que la ‘gran explosión abarcó a todo elUniverso infinito. Como ya hemos visto este análisis simplemente no tienesentido, pues decir que algo que es verdaderamente interminable y sin límitepuede confinarse a un solo proceso finito es una conclusión errónea. Enrealidad este análisis de lo infinito trata de una infinitud falsa o una“infinitud mala”. Presenta al Universo infinito meramente como una extensiónrecta del universo que podemos observar. Como con el viejo Universo homogéneode Newton, considera que el Universo contiene una cantidad infinita de lasmismas cosas, que toda la materia evoluciona de la misma manera y como partedel mismo proceso — que de una sopa primordial infinitamente grande sale unacantidad infinita de átomos que origina una cantidad infinita de estrellas,galaxias, etc. Claro que éste es un gran avance en comparación a lo que sesabía en la época de Newton; no obstante filosóficamente este análisis no esmás que una versión moderna del Universo homogéneo. Considera que la infinitudes básicamente una regla interminable o una repetición sin fin de cosas de lamisma calidad y no que está compuesto de una cantidad infinita de universosfinitos, de una cantidad infinita de niveles de materia, los unoscualitativamente diferentes de los otros. Así es que convierten la infinitud enalgo vago y verdaderamente intangible. En esencia es una infinitud falsa, nadamás que una extensión imaginaria de lo que ya se ve y se conoce, que sigue parasiempre. En la práctica, el análisis del universo infinito termina por negar lainfinitud; es solo una forma específica de cerrar y limitar un Universoinfinito. Es un conato de imponer nuestras observaciones y conclusioneslimitadas de una porción infinitesimalmente pequeña de un Universo infinitamentegrande a toda la materia — que existe a una escala infinitamente más grande delo que podrá comprender la Humanidad en cualquier momento finito de nuestro conocimientode sus componentes y que es infinitamente diversa y cambia constantemente.

 

Así pues, las formulaciones del Universo finito y deluniverso infinito son apenas formas diferentes de cerrar el Universo, deconsiderarlo idéntico al nuestro, surgen del mismo análisis estrecho ypragmático (de que todo lo que sabemos es lo que podemos ver y todo lo quepodemos ver es todo lo que hay), son variaciones de la misma filosofíaidealista que pone límites artificiales al mundo material y deja la puertaabierta para la existencia de conciencia sin materia y en última instancia paralos dioses y el misticismo. Esta concepción idealista en la cosmología modernase evidencia más pronunciadamente cuando se discute cómo comenzó la granexplosión y qué existía antes. Si, como sustenta la mayoría de los cosmólogos,la teoría de la gran explosión abarca todo el Universo, entonces todo el mundomaterial tuvo que empezar en algún momento. Esto presenta un gran problema. Sitodo elmundo material comenzó en un momento dado, ¿qué existió antes? ¿Cómoempezó? ¿De repente salió de la nada gracias a las acciones de misteriososespíritus, dioses u otra entidad o fuerza no material? uit nniirthiiP ¿( )qiiíits ci 1 litíveiso uit licite iiadit oir mliillri uit y tui u rslutiitIe aldcsciivoivuuuiieiitu de pens1Iiinelitos o ideas cii lo abstracto? (‘onio yaViIflOS, tales proposiciones idealistas nos llevan al absurdo. “Resolver” elproblema recurriendo a lo supernatural o lo místico solamente suscitainterrogantes cada vez más absurdos. En esencia estas soluciones dependen de feen una forma u otra de dogma religioso.

Como mencioné antes (en la primera parte), algunoscientíficos preconizan abiertamente que el Universo nació de la nada — o sea,de un vacío. Esos físicos teóricos creen que fuerzas que existenindependientemente de la materia pueden afectar al “espacio mismo”. En otraspalabras, un campo gravitatorio puro puede desgarrar un espacio casienteramente desprovisto de materia de tal manera que cree materia. Decir quepuede existir un espacio o tiempo desprovisto de materia o fuerzas puras sinsustancia material es básicamente decir de otra manera que existe algún tipo demundo no material o no corpóreo. No pueden existir cosas como el espacio puro olas fuerzas puras. Sin la materia en movimiento de la cual se derivan estosconceptos, estos términos no son más que ideas abstractas efímeras. Es verdadque niveles de materia que no podemos detectar ahora podrían producir tremendasfuerzas en lo que parece un espacio vacío. Pero sin embargo ésta es materia —sustancia material — que actúa sobre materia.

A lo que estos científicos están reaccionando y lo que losconfunde es que el universo no pudo haber nacido de una materia como la queconocemos hoy. Claramente existió en una forma o un estado totalmenteirreconocible para nosotros. Sin embargo, existió como una sustancia material.No era una “nada” de la misma manera que no son nada los neutrinos evasivos olas moléculas de aire que nos mantienen vivos pero que no podemos ver. Lamateria puede asumir un número infinito de formas y cambia de formaconstantemente, pero nunca deja de ser materia. Lenin habló de esto respecto alos físicos de su tiempo que se refugiaron en el idealismo al afirmar que lamateria estaba desapareciendo porque se había descubierto que los objetospierden masa debido a la radiación y a otros descubrimientos:

que desaparecen los límites dentro de los cuales conocíamosla materia hasta ahora, y que nuestro conocimiento se profundiza; desaparecenpropiedades de la materia que anteriormente nos parecían absolutas, inmutables,primarias (impenetrabilidad, inercia, masa, etc.) y que hoy se revelan comorelativas, inherentes solamente a ciertos estados de la materia. Porque laúnica ‘propiedad’ de la materia, con cuya admisión está ligado el materialismofilosófico, es la propiedad de ser una realidad objetiva, de existir fuera denuestra conciencia’’ (Lenin, Materialismo y Empiriocriticismo, Moscú, EditorialProgreso, 1975, pág. 271).

El argumento de Lenín es igualmente válido cuando se aplicaal problema de la materia que parece aparecer de la nada.

Muchos científicos prefieren evitar del todo el problema del“comienzo” anulándolo por orden superior. Consideremos, por ejemplo, elsiguiente decreto muy típico de los autores de un artículo de 1976 de larevista Scientific American sobre la gran explosión:

 

“Así es que parece que el universo se originó de un estadode densidad infinita.. .. En ese momento nacieron el espacio, el tiempo y todala materia del universo. No vale la pena preguntar qué pasó antes de la granexplosión; es como preguntar ¿qué hay más al norte del polo norte? Asimismo, notiene sentido preguntar dónde ocurrió la gran ex plosión. El universo-punto noera un oh jeto aislado en el espacio; era todo universo y por ende la unicarespuesta puede ser que la gran explosión ocurrio por todos lados”

 ¡Zas! Se resolvió elproblema por decreto. Ya que la materia, el espacio, el tiempo y todo empezaroncon la gran explosión, no hay un “antes” del comienzo; la misma pregunta notiene sentido (gracias a dios). ¿Tampoco tendrá sentido preguntar cómo difiereeste análisis de decir que todo apareció de repente de la nada (i.e., ununiverso-punto de densidad infinita y sin ninguna dimensión)? Evidentemente, nohay ninguna diferencia esencial entre las dos formulaciones. El punto de vistade estos autores es simplemente otra manera de expresar la idea de que todo elmundo material nació de la nada. Como hemos visto, sustentar tal cosa explícitao implícitamente es invocar a los habitantes del no mundo supernatural. Lejosde obviar el problema de “antes”, con todas sus ramificaciones filosóficasconcomitantes, estos autores creen en la

filosofía idealista y la fomentan.

Así que desgraciadamente no es sorprendeñte hallar quemuchos cosmólogos inviten de facto a los predicadores a tomar la palabra. Hacenesto de manera agnóstica; muchos cosmólogos dicén:

los cosmólogos no podemos tener una opinión sobre antes dela gran explosión o sobre su comienzo ya que en la actualidad y posiblementesiempre nos será imposible reunir información sobre el universo antes delprimer instante, ni siquiera tenemos evidencia de la gran explosión hastacientos de miles de años después de su comienzo. Por esto, los científicos nopueden decir que este Universo fue una creación de Dios o que no lo fue, solopueden tratar con los “hechos”; por lo que se refiere a preguntas sobre Dios ycosas así debemos dejarlos en las manos de los que se interesan en talesasuntos (presuntamente las autoridades religiosas) (2). Es, de hecho, una gran.lástima. Los científicos y sus descubrimientos pueden constituir una fuerza muypoderosa para combatir la religión y toda forma de ignorancia supersticiosaporque en general tratan con el mundo en su estado real. Sin embargo, tratarcon la realidad es un asunto mucho más profundo que “reunir datos”, estrechamente

concebido; inevitablemente implica ajustar la cosmovisión yel método filosoficos al mundo como es en la realidad.

 

Hoy, no se puede decir con exactitud lo que había antes dela gran explosión ni qué circunstancias la precipitaron. No obstante, sípodemos decir con certeza algunas cosas básicas: que nuestro universo finitonació de materia con alguna forma que existía antes; que ninguna fuerza motrizde ningún tipo pudo haber sido responsable por su nacimiento. El Universo tieneque ser infinito consistir de una cantidad infinita de materia en movimiento,porque si no confrontamos infinitos acertijos del idealismo. No cabe en élningún dios salvo en la mente de los seres humanos a quienes les faltaconocimiento) ni puede existir un lugar “fuera” del Universo. Ni !a materia (laeneral) ni su movimiento puede crearse

destruirse, aunque las formas de -ganización de tal materiay movimiento son infinitamente diversas y cambian constantemente. Dado esto, nose necesita ninguna clase de impulso inicial para poner en marcha todas lascosas del Universo. Como Engels dijo, el movimiento de todo tipo es “unamodalidad o un atributo de la materia”. No puede haber materia sin movimiento yviceversa. Y las contradicciones internas de las innumerables formas de materiason lo que origina su movimiento y desarrollo. Como lo expresó Mao:

“El carácter contradictorio interno de una cosa es la causafundamental de su desarrollo, en tanto que su interconexión y su interaccióncon otras cosas son causas secundarias.... Es evidente que las causas puramenteexternas sólo pueden provocar el movimiento mecánico de las cosas, esto es, suscambios de dimensión o cantidad, pero no pueden explicar la infinita diversidadcualitativa de las cosas ni la transformación de una cosa en otra. De hecho,hasta el movimiento mecánico, impulsado por una fuerza externa, tiene lugartambién a través del carácter contradictorio interno de las cosas” (MaoTsetung, “Sobre la Contradicción”, Obras Escogidas, Pekín, Ediciones en LenguasExtranjeras, 1972, tomo 1, págs. 335-336).

Así que no es como si lo que ahora es nuestro universo antesera una laguna estancada hasta que algo — alguna chispa o rayo desde el cielo —le infundió vida. La materia de la que se formó nuestro universo ya existía enuna forma dada que tenía un movimiento dado en el espacio y el tiempo. En unmomento dado, la forma y el movimiento de esa materia sufrieron un rápidocambio cualitativo y asi empezó la gran explosión. La base de este cambioexplosivo fueron las contradicciones internas de ese agregado de materia.Naturalmente, no se conoce la relación exacta entre las contradiccionesinternas y las causas externas que originaron nuestro universo ni se sabe cómoencaja nuestro universo en la vida de otros niveles de materia. No sabemos enqué estado estaba la materia sustancia material en

 

antes de la gran explosión ni cómo son las cosas más allá denuestro universo. No obstante, podemos decir con certeza que la sustancia deque está compuesto todo lo que nos rodea siempre ha estado en movimiento en eltiempo y en el espacio y siempre estará en movimiento, incluso después de quedeje de existir todo el universo conocido como está constituido ahora y que sumaterial pase por nuevas formas y etapas de desarrollo.

 

¿Freírse o Congelarse?

 

Esto nos lleva a la cuestión del destino de nuestro universoen expansión, un asunto muy polémico en los círculos de astrónomos y físicos yque genera interés mucho más allá de las paredes de las institucionescientíficas. Como mencioné antes, tales interrogantes cosmológicos estáncargados de implicaciones filosóficas. Los líderes religiosos, los ideólogosoficiales y muchos otros se han apresurado a defender uno u otro campo de estacuestión, impulsados por el afán de aumentar o disminuir el daño a su dogmaparticular. Como en el caso del comienzo del universo, las autoridadesreligiosas y politicas no toman con indiferencia el asunto del fin deluniverso.

En gran parte, el debate se ha centrado en si el universo es“cerrado” y dejará de expandirse y sufrirá un colapso sobre sí mismo, entrandoen un estado de tremendo calor y densidad, semejante al estado del universoantes de la gran explosión; o si en vez es un universo “abierto” que seguiráexpandiéndose y enfriándose a una velocidad cada vez más lenta y nunca pararáhasta que se convierta completamente en un mar muerto de materia sin movimiento(3). En breve, se pregunta: “i,Se freirá o se congelará?” Los principales doscampos de este debate son los mismos dos campos del debate sobre si el universoes infinito o finito. Los pro- ponentes del modelo “abierto” defienden elanálisis del universo infinito y los defensores del modelo “cerrado” sustentanel análisis del Universo finito. Ya he lidiado con los errores de estas dosformulaciones. Esa manera errónea de considerar la cuestión también colorea eldebate sobre el destino, pero es una cuestión separada y muy válida que bienmerece exploración, a condición de que se entienda claramente que podemoshablar únicamente del destino de un universo finito concreto.

En la actualidad, los astrónomos están usando una variedadde métodos para determinar si el universo está destinado a sufrir un colapso ono. La cuestión central y decisiva es si la densidad promedío de la materia deluniverso es suficiente para ponerle fin a la expansión. Si es mayor de ladensidad crítica, el universo comenzará a contraerse y el Gran Apretón o la Gran Compresiónempezará a llevar al universo de vuelta al estado supercaliente y comprimido enque existía antes de la gran explosión. Si es igual o menor de la densidadcrítica (4), el universo seguirá expandiéndose, aunque a un ritmo decreciente yjamás se contraerá. Es difícil obtener las medidas necesarias con el equipo yconocimiento que tenemos hoy, pero toda la evidencia reciente tiende afavorecer el análisis del universo en expansión sin colapso. Hasta la fecha nohemos descubierto suficiente masa/energía para sustentar el análisis delcolapso. Sin embargo, es muy posible que los astrónomos no hayan percibidograndes cantidades de materia — nubes de gas extremadamente dispersas, materiaescondida en agujeros negros, la masa de los neutrinos y demás. Solo másinvestigacionesconcretas pueden resolver esta cuestión.

No importa cuál punto de vista sobre esta cuestión resulteser correcto, nuestro universo tal como es hoy está destinado a acabarse — amorir. No puede ser de otra manera. Ningún agregado particular de materia espermanente, ya sea una partícula subatómica, una galaxia o lo que sea; no puedeexistir para siempre sin pasar por un cambio cualitativo y transformarse dealguna manera en algo totalmente diferente. Puede que el universo sigaexpandiéndose y enfriándose hasta un punto en que todas las estrellas y lasgalaxias se extingan y toda la luz se vaya para partes desconocidas. O puedeque la expansión se invierta y todo se derrita y se comprima en una bola demateria primordial en un estado desconocido. De todos modos el universo como loconocemos dejará de existir. Sin embargo, la materia que constituye esteuniverso no desaparecerá del Universo ni se destruirá; es verdaderamenteindestructible. (Si esto no fuera verdad, no habría Universo). Lo único quesucederá es que la materia del universo se transformará en otra cosa — algocualitativamente nuevo y diferente

Si es correcto el análisis que no propone el colapso, laradiación electromagnética que se va volando en todas direcciones seguramenteinteractuará con otra materia del Universo de alguna manera u otra y será partede otros procesos de desarrollo más allá de lo que podemos comprender hoy. Lamateria restante continuará en alguna forma de movimiento y desarrollo y quizáshasta volverá a “prenderse”. Esta materia restante también interactuará conotra materia del Universo infinito. Si es correcto el análisis que propone elcolapso, la bola superdensa de materia seguirá evolucionado y desarrollándosede nuevas maneras (tal vez hasta llegará a ser la base de una nueva granexplosión) y también interactuará con otra materia del Universo. En breve, lamateria en movimiento de nuestro universo muerto será parte del nacimiento y/otransformación de otras formas de materia, otros universos de algún tipo. Estoes absolutamente cierto.

Es incorrecto decir, como lo hace la descripción tipica delfuturo según el modelo del universo “abierto”, “eventualmente, toda la materiase pondrá totalmente fría; su temperatura bajará al cero absoluto. Todas lasfuerzas se desvanecerán y desaparecerán, hasta que lleguen a un estado en quenada jamás volverá a cambiar”. Además de asumir que nuestro universo constituyetodo el cosmos — y que la materia de nuestro universo no interactúa con otramateria

    esteanálisis postula que la materia puede existir sin movimiento ni desarrollo. Sicualquiera de estos dos puntos fuera verdad en cualquier agregado de sustanciamaterial, habría necesidad de impulsos iniciales y fuerzas motrices.

Nuestro universo, al igual que todas las cosas materiales,interactúa constantemente con otros niveles de materia (aun si no entendemos lamanera en que lo hace hoy). Y bien puede ser que cuanto más se expanda eluniverso más interactúa con otra materia. Decir que la materia puede existirsin movimiento es negar la existencia de la contradicción interna — negar porcompleto la existencia de algo real. De hecho, también se niega esto diciendoque la materia puede existir en un estado sin movimiento o que pueden habercantidades de cualquier tipo de sustancias materiales que no interactúan conotras cantidades. Si nuestro universo no interactúa con otros universos,entonces esencialmente no tiene movimiento en relación con otra materia; dealguna manera existe, pero no tiene ninguná de la propiedades de existencia(movimiento, contradicciones internas, etc).

Este último argumento es especialmente importante conrelación al modelo del Universo infinitamente oscilante. Esta es una versiónparticular del modelo del Universo “cerrado” que pretende evitar el problemadel comienzo y el fin postu la mido u mi 1 Ini verso q tic se expande y secontrae cíclica y perpetuamente (un número infinito de grandes explosiones).Tal modelo no puede ser válido incluso con la advertencia de que solo se aplicaa nuestro univer so finito y no al cosmos entelo. 1111)1 mmiiei lugar, yatenemos evideiteta sii,taimcial de que nuestro u niverso 110 puede haber pasadopor una cantidad infinita de grandes explosiones hasta ahora. Cada granexplosión hubiera alterado la proporción entre las partículas elementales y losfotones de radiación de tal manera que quedaría una cantidad de partículasinfinitesimalmente pequeña. Se calcula que no pudieron haber ocurrido más de100 explosiones previas. Claro que estos cálculos pueden ser incorrectosprecisamente porque la interacción con otros niveles de materia fuera denuestro universo juega un papel, causando la expansión y la contracción deluniverso. Pero incluso si esto resulta cierto, el modelo del universoinfinitamente oscilante describe la imposible situación en que un universonunca ha interactuado y jamás interactuará con otra materia de tal manera quetodo su proceso de evolución pudo haber sido afectado dramáticamente de unamanera cualitativa. Esto es lo mismo que decir que los átomos, planetas,estrellas, galaxias, etc., jamás reaccionarán entre sí ni con otros niveles demateria de tal manera que pasen por una transformación importante o que dejende existir en su estado inicial; pueden cambiar y evolucionar, pero jamáschocarán con nada, nunca se entremezclarán con nada, nunca serán despedazadospor nada, etc. Ya sabemos que esto no puede ser; de hecho, ocurre lo contrario— es imposible que tal interacción no ocurra. Lo mismo es aplicable a lamateria del nivel de nuestro universo en su conjunto y a todo nivel. Así queaunque es posible que nuestro universo haya pasado por previas grandesexplosiones y en el futuro pase por más contracciones y grandes explosiones,este proceso no continuará infinitamente en un ciclo sin fin.

Despejando a Dios

Es muy importante criticar estos errores idealistas ymetafísicos porque nos detienen y traban lo que ha sido una rama muy dinámicade las ciencias naturales. Como dijimos antes, en los últimos 50 años más omenos se han hecho algunos de los avances científicos más grandes en lahistoria de la astronomía y la fisica. Gigantes pasos en la cosmología handelineado un universo complejo, dinámico y dialéctico. Estos descubrimientosenriquecen nuestra comprensión de la dialéctica de la naturaleza en su conjuntoy de la necesidad de avanzar a partir de ellos. .Y como la cosmología modernaha ensanchado nuestro conocimiento del universo como es en la realida,siguesiendo un enemigo de la religión y de la superstición. Incluso loscientíficos de inclinaciones idealistas y religiosas, a través de su trabajo,están socavando la base de la creencia en las fuerzas motrices y los impulsosiniciales de todo pelaje. Como Engels dijo:

“Nadie trata peor a Dios que los naturalistas que creen enél. Los materialistas se limitan a explicar la cosa, sin dejarse llevar detales frases, a las que sólo recurren cuando los importunos creyentes tratan deimponerles a Dios, en cuyo caso contestan brevemente, como Laplace: Sire, jen’avais pas (5), etc., o bien de una manera un tanto más áspera, como loscomerciantes holandeses suelen rechazar la insistencia de los viajantesalemanes de comercio, cuando éstos tratan de hacerles comprar sus horriblesartículos: 1k kan die zaken niet gebruiken (No puedo utilizar esas cosas), y¡asunto concluido! Pero, ¡qué cosas no ha tenido que soportar Dios por parte dequienes lo defienden! En la historia de las ciencias naturales modernas, susdefensores tratan a Dios a la manera como sus generales y funcionarios tratabana Federico Guillermo III en la campaña de Jena. Un cuerpo de ejército tras otrorinde las armas, capitulan una fortaleza tras otra ante los avances de laciencia, hasta que, por último, la ciencia conquista todo el campo infinito dela naturaleza, sin que quede en ella lugar alguno para el creador. Newton lerespetaba todavía el ‘primer impulso’, pero vedándole toda otra ingerencia ensu sistema solar. El padre Secchi le expulsé muy cortésmente, con todos loshonores canónicos, es cierto, sin consentirlc más acto de creación que elrelacionado con la nebulosa primitiva. Y así en todos los demás campos.... ¡Quéabismo de distancia con respecto a aquel viejo Dios, creador del cielo y de latierra y mantenedor de todas las cosas, sin cuya intervención no podia moverseni la hoja de un árbol!” (Engels, Dialéctica de la Naturaleza, México,Editorial Grijalbo, 1984, págs. 169-70).

El Universo es infinito, el reino de dios es finito. Lacosmología moderna ha logrado relegar a él/ella/ello al papel de una chispa auna distancia de decenas de billones de años luz de la Vía Láctea (y de todolo demás del universo) y decenas de billones de años atrás. En última instancia,lo único que puede hacer esto es ayudar a sacar los espíritus de las cabezas delos seres humanos y desencadenar totalmente la pasión y perspicacia paraexplorar los lugares más remotos y más vastos del cosmos infinito con todo suesplendor disonante y turbulento.

 

 

 

(1) Al lector interesado enun análisis detallado de la cuestión de lo infinito y lo finito del Universo,le recomendamos ver “El Universo es la Unidad de lo Infinito y lo Finito” de Bian Sizu,reimpreso en OR No. 135 (18 diciembre 1981).

(2) Sin embargo, hay algunoscientíficos que abrazan abiertamente concepciones místicas y explícitamenteteístas. Algunos, como Robert Jastrow, mencionado en la primera parte, declarande manera muy cruda que Dios (el dios judeocristiano) fue el responsable y quela gran explosión prueba que el Génesis tiene razón. Otros, como algunosfísicos de quantum, gravitan hacia el misticismo y sustentan que en realidad elUniverso no es más que una creación de nuestra imaginación. Según este punto devista, no hay ninguna realidad verdadera más allá de los pensamientos humanos;los seres humanos crean la realidad a través de sus propias observaciones eideas. Es my común en la historia que los descubrimientos científicos nuevos einquietantes provoquen una torrente de idealismo subjetivo; cuando se rompe lavieja y cómoda realidad, a menudo se pone en duda la existencia de la realidadmaterial objetiva en general.

(3) La cuestión del modelo“abierto” versus el modelo “cerrado” tiene que ver con el problema de la“curvatura del espacio”. Como mencioné, la “curvatura” o la “geometría” delespacio, como dicen los cosmólogos, trata del hecho de que los camposgravitatorios fuertes tuercen la luz y distorsionan las cosas de tal manera queno podemos aplicar la geometría euclidiana normal que usamos todos los días.Por ejemplo, la superficie del sol en realidad es 3.4 millones de millascuadradas menos de lo que se predice usando su radio en la fórmula euclidianastandard (4 X pi X r a la 2) para calcular su superficie. En los camposgravitatorios más fuertes que el del sol, esta distorsión es más pronunciada.

Einstein descubrió y elaborótodo esto en su innovadora Teoría General de la Relatividad. Conjeturóque cuando entran en juego los campos gravitatorios o cuando un objeto se estáacelerando con respecto a otros 3 objetos, la geometría euclidiana y todo elsistema de coordenadas espaciales cartesianas rectilíneas asociado con ella,pierden validez. En estas circunstancias ni la luz ni nada viaja en línearecta: las dimensiones espaciales se tuercen y se distorsionan, y el tiempo seretarda en relación a marcos de referencia sin gravedad ni aceleración. Estacurvatura tiene muchas ramificaciones llamativas y demanda que abandonemos losanálisis rígidos del espacio, el tiempo y su interrelación.

El universo en su conjuntotiene un campo gravitatorio y es posible que existan en él grandes distorsionesdel tipo que describió Einstein. Según los cosmólogos, si hay suficientedensidad de masa/energía para “cerrar” el universo, la luz y demás actuaráncomo si el espacio tuviera una “curvatura positiva” o “curvatura esférica”, deuna manera análog. na esfera — en que dos líneas rectas jamás son p.falelas ysiempre se intersecan, y en que la suma de los ángulos de un triángulo siemprees más de 1800 y así sucesivamente. En este caso, toda la luz acabaría porviajar en un círculo y regresar a sí misma. Si la densidad es menor que ladensidad crítica, los cosmólogos teorizan que el universo tiene una curvatura“negativa” o “hiperbólica”, análoga más o menos a una superficie en forma demontura de caballo en que pueden trazarse un sinnúmero de lineas paralelasdesde cualquier punto y en que la suma de los ángulos de un triángulo es menorde 180°, etc. En este caso, la luz viajaría por un camino curvo pero nunca seintersecaría con sí misma. La última posibilidad es que la densidad demasa/energía sea igual al valor critico. A tal universo los cosmólogos leotorgan una curvatura “plana” o “cero” — esencialmente la geometría euclidiana familiar.

(4) Esta densidad críticaequivale aproximadamente a tres átomos de hidrógeno por metro cúbico de espaciodel universo. Sin embargo, esto es mucho, dado que hay tan poca materia entrelas galaxias tan dispersas.

(5) Cuando Napoleón lepreguntó por qué no mencionaba a Dios en su mecánica celeste, replicó:“Majestad no necesita de esta hipótesis”

publicado por preguntasimp a las 09:09 · Sin comentarios  ·  Recomendar
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
img
.En imagen

.

.
img
.Sobre mí
FOTO

Con-ciencia

Con-ciencia es un grupo estudiantil que promueve el pensamiento crítico centrándose principalmente en el debate sobre asuntos científicos. No obstante, en general llama a asumir las diferentes esferas del pensamiento y actividad humana con tal espíritu.

» Ver perfil

img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» AÑO DE DARWIN (31)
» AÑO DE LA ASTRONOMIA (13)
» artistico (8)
» Ciencia versus religion (19)
» Clima (3)
» crisis alimentaria (2)
» critica cientifica (8)
» diversion (7)
» economia politica (5)
» esceptisismo vs mistisismo (21)
» General (22)
» imperialismo (12)
» libre expresion (11)
» Mayo del 68 (6)
» mujer (6)
» Nacion (5)
» Opinion a Con-ciencia (3)
» palestina (33)
» paro cañero (4)
» QUE ES CON-CIENCIA (6)
» universidad (18)
img
.Enlaces
» Movimiento Magisterial al Servicio del Pueblo
» matador-cartoons
» escepticos de colombia
» Luis Guillermo Vasco, Antropologia
» arp-sociedad para el avance del pensamiento critic
» Grupo Galileo
» con-ciencia
» videos criticos
» Canal de Toky
» canal de Ejime46
» documentales cientificos
img
.Nube de tags [?]
img
.Más leídos
» Coevolución de las flores y sus polinizadores
» El Idealismo en la Cosmología Moderna
» Francia 1968: los tumultosos dias de mayo
» Gatos, perros y el Creacionismo
» Lo que hizo Darwin y por qué importa
» Lo que no nos cuentan sobre "el dia de la raza"
» Masacre de las Bananeras
» ¿que es imperialismo?: un termino cientifico y censurado.
» Refutación de los "creacionistas científicos" de vieja guardia
» VÍDEO Y DISCUSIÓN SOBRE LOS FANTASMAS
img
.Se comenta...
» Coevolución de las flores y sus polinizadores
1 Comentario: psftiiniie
» Lo que hizo Darwin y por qué importa
14 Comentarios: Valeria, viviana gonzalez, iio, [...] ...
» Masacre de las Bananeras
31 Comentarios: naty natasha, diana gomez, diana gomez, [...] ...
» Qué es un aborto y por qué la mujer debe tener ese derecho
8 Comentarios: brayan, Antonio, Christi, [...] ...
» Contra el charlatanismo académico
1 Comentario: Alejandra gonzalez peña
img
.Calendario
Ver mes anterior Septiembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
img
.Secciones
» Inicio
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad